El uso del lubricante históricamente ha sido sesgado a la actividad sexual, sin embargo su aplicación es tan ámplia que se podría utilizar  diariamente en casos de resequedad vulvovaginal, producto de tratamientos médicos, pastillas anticonceptivas, menopausia, embarazo, estrés, etc. Su uso contrarresta la pérdida de humedad natural de la vagina y evita incomodidades e infecciones. Se dice que alrededor de la mitad de las mujeres menopáusicas tienden a notar más sequedad vaginal e incomodidad al tener relaciones sexuales y en su diario vivir, lo que se debe a la disminución de los niveles de estrógenos. lo cual produce que los tejidos de la vulva y la vagina se vuelvan más delgados, menos flexibles, reciben menos flujo sanguíneo y producen menos fluidos vaginales naturales,

Aunque muchas mujeres aún no se han atrevido a probarlos, cada una de sus variedades tiene beneficios que vale la pena aprovechar y conocer, ¿sabías que existen tres tipos de lubricantes?, estos se diferencian según sus ingredientes: a base de agua, a base de silicona y a base de aceite. Por lo que saber sus características y usos es muy importante para mejorar la experiencia con el producto y sacarle el máximo provecho. Además de también conocer el lugar de fabricación y los permisos o certificaciones de producción, así nos aseguraremos estar haciendo una compra consciente y pensada en nuestro bienestar. 

Lubricante a base de agua

El lubricante Cíclica justamente es a base de agua así que en este tema somos expertas, es un producto 100% costarricense creado por mujeres para mujeres y ha sido creado de manera especializada para apoyar la lubricación e hidratación vaginal. Importante aclarar que no todos los lubricantes hidratan pero este por sus otros componentes como lo son el aloe vera y la manzanilla sí lo hace, por lo que tiene muchos usos, no sólo a nivel sexual como siempre nos han enseñado.  

Algunas características:

  • Nivel de pH: entre los 3,8 y 4,5. Esta primera característica es muy importante a la hora de elegir un lubricante, ya que nuestra zona íntima es muy sensible ante cambios de pH lo que podría conllevar a infecciones no deseadas si no utilizamos el producto adecuado.

  • No tiene olor, sabor ni color, lo cual también es amigable con nuestra salud íntima.

  • No irrita, no mancha, ni causa efectos secundarios ya que sus ingredientes son totalmente naturales.

  • No necesita de enjuague gracias a su fórmula humectante e hidrosoluble.

  • Compatible con el silicón quirúrgico y látex.

Beneficios del lubricante a base de agua 

  • Sequedad vaginal: algunas causas son los cambios hormonales, como los que se producen en el embarazo, post parto, la menopausia, el uso de ciertos anticonceptivos de larga duración, la gestación, la quimioterapia, etc. También hay ciertos momentos de estrés en los que es más difícil evitar la sequedad vaginal.

  • Relaciones sexuales por penetración: facilita y suaviza la penetración, permitiendo el disfrute de ambas partes de la pareja. También existen casos en los que el pene resulta muy grande para el canal vaginal o bien, ocasiones donde el canal vaginal es muy estrecho; en cualquier caso, el lubricante facilita la penetración reduciendo las molestias.

  • Sexo anal: el lubricante íntimo es imprescindible para el sexo anal, ya que este tipo de práctica sexual requiere una gran lubricación y dilatación aunque el ano como tal, no lubrica de manera natural como la vagina.

  • Beneficios para el condón: el lubricante íntimo resulta obligatorio para el uso del condón, ya que es la única manera en la que se evita que el látex se deteriore y que el preservativo se rompa; es decir, permite el 99% de su efectividad.



Lubricante a base de silicona 

Ideales para prácticas sexuales largas o en el agua ya que tienen una duración extensa, no se lavan fácilmente por lo que esto podría ser un beneficio o una incomodidad luego al tener que ser lavado con otros productos como jabón. Los lubricantes a base de silicona no deben usarse con juguetes sexuales a base de silicona, ya que pueden romper el caucho con el tiempo. Sin embargo, existen otros hechos de plástico duro, vidrio y acero, en cuanto a la copita menstrual no se recomienda usar silicona o aceite, únicamente el lubricante de agua.  

Lubricante a base de aceite

Están fabricados a base de grasas vegetales, por lo general de la oliva y el maíz. Ofrecen una lubricación prolongada y , se pueden usar para un masaje, sin embargo se recomienda tener precaución ya que pueden causar manchas en ropa y sábanas. Los lubricantes a base de aceite (o cualquier otro producto oleoso como la vaselina o el aceite mineral) no deben usarse con condones de látex, ya que pueden disolver el látex del condón y pueden hacer que los condones se rompan. 

 

En resumen: 

En general, recomendamos evitar cualquier lubricante que contiene sabores artificiales, colores, azúcares, aceites esenciales, aditivos adicionales o glicerina; ya que cada cuerpo es diferente y no sabemos cómo vamos a reaccionar ante estos aditivos, especialmente si es la primera vez. El hecho de que un producto sea natural no sólo beneficia nuestra salud sino que también el planeta y hasta nuestro bolsillo porque son mucho más baratos, sin embargo dependiendo de su uso los otros también pueden ser útiles. Te recomendamos siempre consultar la lista de ingredientes, leer las reseñas de productos y preguntar por asesoría y acompañamiento.