En marzo conmemoramos un mes de lucha y de empoderamiento, donde nos unimos para ser escuchadas y para hacer valer nuestros derechos. Ahora, en abril queremos conmemorar el mes de la madre tierra, la más empoderada y luchadora de todas, a la que tenemos que cuidar y a la que le debemos nuestra vida.

Hoy queremos hablarte sobre la menstruación sostenible. Que como bien ya sabemos, es posible gracias a los productos como las copas menstruales, toallas de tela, calzones para la menstruación, etc. Sin embargo, queremos conversar sobre ¿cómo la menstruación sostenible nos puede llegar a empoderar?, ¿será que és posible?.

Empecemos por el inicio, ¿te acordás de tu primera menstruación?. En mi caso tuve miedo, no sabía que iba a pasar y nadie me había hablado sobre el tema, pero lo que más recuerdo fue que cuando le conté a la primer persona que tenía cerca (mi hermana) que creía que me estaba muriendo, ella muy tranquila me dijo: "sólo tiene que ponerse esta toalla cada vez que vea esa mancha en su calzón y listo, se la cambia cuando esté llena". Y yo muy obediente no dudé en hacerlo, nunca me pregunté cuál era su material, porqué me ocasionaba alergias, qué pasaba con esa toalla luego de botarla en el basurero, y así por muchísimos años, hasta que me topé con la copa menstrual.


Cuando conocés la copa menstrual empiezan las preguntas, empezás a cuestionarte las ventajas o los motivos para usarla. Lo podés dudar un poco al inicio, pero cuando empezás a investigar (primer paso para el empoderamiento) te das cuenta de que muchas personas la utilizan, de que cambia la vida y de que es un proceso de autoconocimiento (segundo paso para empoderarte).

Con los productos para una menstruación sostenible, no sólo estás eligiendo cuál producto te trae más beneficios, sino cuál se adapta a tu cuerpo y cuál se adapta a tu diario vivir. Además de que vas a conocer tu cuerpo, inicias una relación estrecha con tu ciclo menstrual por lo que te convertirás en científica de tu propio cuerpo, lo que nos hace capaces de tomar decisiones y saber cuando hay algo diferente en nuestro ciclo.

Y es que una menstruación sostenible va más allá de los productos, verás que tu ciclo entero se puede volver sostenible, ya no necesitamos utilizar pastillas que contienen plástico y químicos si podemos utilizar almohadillas terapéuticas, pomadas y métodos alternativos para la prevención del síndrome premestrual. También podemos utilizar aceites esenciales para nuestra ovulación y jabones naturales para todos los días.

¿Querés empoderarte y ser parte del cambio? Este mes te estaremos dando varios tips e intentaremos convencerte de que el cambio no sólo es en nuestro cuerpo, sino también en el planeta.