Sí en algún momento has pensado que la vagina es infinita, hoy te queremos contar de que tiene un límite llamado CERVIX, el cual conecta la vagina y el útero, tiene forma de dona y mide unos 3 cm de diámetro. Su firmeza varía en función del momento del ciclo menstrual, de si hay o no embarazo y del nivel de excitación. Tiene una pequeña apertura llamado Oz por la que entra el esperma y sale la sangre menstrual, por lo que también varía su tamaño de apertura dependiendo del ciclo y en especial puede llegar a  abrirse o dilatarse hasta 10 cm cuando la mujer da a luz.

Podemos llegar a conocerlo con un autoexamen introduciendo un dedo (limpio) en la vagina, debes introducirlo con cuidado y delicadeza hasta topar con “pared”. El cervix se distingue del resto de la vagina porque es un tejido más firme que el que tiene a su alrededor; es como si tocaras la punta de una nariz y se siente una textura lisa como la piel interna de la mejilla. Si solo logras introducir una falange del dedo tu cavidad vaginal es corta y posiblemente tengas el cervix bajo o te has topado con el famoso Himen. Si puedes meter todo el dedo en la vagina antes de tocarlo, entonces tienes un cuello del útero alto y sí sólo podés dos falanges lo tendrás medio. 

Como habíamos dicho, el cervix cambia un poco de posición en el tiempo por lo que cuando ya sepás como hacer el autoexamen, podrás anotar o llevar un registro de su altura y esto no sólo te ayudará a conocer tu cuerpo sino que también te ayudará a conocer la talla de tu copa menstrual. En un resumen la copa XS la recomendamos para personas con cervix bajo y la copa S o L para personas con cervix alto, sin embargo recuerda que la elección de la talla requiere de otras características que podrás encontrar en nuestro test de tallas. Y además de la talla, también nos ayudará una vez utilizamos la copa a determinar la posición correcta para su uso, como en la siguiente imagen. 

Entonces nos podrá surgir la pregunta, de ¿cuándo medir nuestro cervix si este cambia con el ciclo?, durante la ovulación (cuando eres más fértil) suele estar más arriba en el canal vaginal y tiende a ser más suave. Cuando se acerca la menstruación, muchas veces baja y se vuelve más firme. La altura varía incluso a lo largo del período, y eso también hay que tenerlo en cuenta para decidir qué copa comprar.Comprueba la altura del cuello del útero en las diferentes etapas del mes y durante la menstruación, así estarás segura de que has tomado la decisión correcta con la copa que mejor se adapte a ti durante la menstruación.

 

Tu médico o ginecóloga también te puede ayudar a determinarlo, y vos misma mediante este autoexamen lo podés chequear mes a mes, si vos como científica de tu propio cuerpo te conoces sabrás notar cambios y ayudar a prevenir enfermedades junto con tu doctora. Recordá hacerte un chequeo y un papanicolau mínimo una vez al año.